Foto: Teresa Mercadé

Orange Broek

Orange Broek es el proyecto musical de Synthpop de los barceloneses Pere (voz, sintetizadores y programación) y Arnau (guitarra, bajo y batería). El proyecto arranca en 2013 cuando sacan un EP de 6 canciones titulado ‘Soroll’. Un año más tarde, en 2014, deciden coger parte de los temas de su primer EP y darles un nuevo matiz de sonido, juntamente con nuevas composiciones. Así nació el LP homónimo ‘Orange Broek’ (Mandarina Estudi, 2014), un disco minimalista, con letras profundas y lleno de riqueza que nos transporta a los mejores años de Kraftwerk, Ultravox, The Human League o incluso a los primeros Depeche Mode. En 2017 y tras dos años de intenso trabajo, los barceloneses siguen apostando por el auto-editado y sacan a la luz ’89. Este álbum supone una evolución del minimalismo de ‘Orange Broek’ a un sonido mas compacto, orgánico (se añade guitarra, bajo eléctrico, batería e incluso un clarinete) y con destellos de pop. Diríamos que se han trasladado temporalmente desde finales de los 70s a mediados de los 80s, dónde la new wave llenaba las salas de conciertos del Reino Unido y Estados Unidos. Este último disco les abre las puertas a muchas salas de conciertos: la Sala [2] de Apolo, La Botiga del Primavera, Depósito Legal, Sala Continetntal, etc. Y varios festivales reconocidos en todo el territorio: Eufònic, Artenou, BIS Festival, etc.

Actualmente están preparando lo que será el tercer single de ’89, que saldrá conjuntamente con un videoclip y una gira que los llevará a tocar por las salas más destacadas del país.

 

“…lo que están haciendo los Orange Broek, ya que con un sonido totalmente universal introducen su idioma de forma natural; y decirles a Pere y Arnau que con este trabajazo, además de darle candela de lo lindo al suyo, me han hecho recordar y buscar mis vinilos de Santuario, banda de tecno-pop oscuro de los 90s que mereció mejor suerte. Así que gracias por ambas cosas y por ser tan valientes e íntegros

(La Voz Telúrica)

 

en “89” se han esforzado por ampliar sus miras hacia nuevos horizontes que, al final, ofrecen un panorama de su imaginario mucho más que coherente. Aquí hay synth, evidentemente, y cuanto más oscurillo sea, mejor; pero también hay pop ochentero con gloriosas líneas melódicas a lo The Cure, toques de electrónica e incluso canciones que se atreven con un formato de canción cercano al pop rock más formal”

(Fantastic Plastic Mag)

 

Obedient abre el disco de manera majestuosa; redoble de sintes, cajas de ritmos solemnes, linea de bajo percutora, letra insurrecta

(Música Crónica)

 

Vídeos